Noticias, Sin categoría|

Desde el año pasado, Alejandro Soriano y su padre Antonio Soriano se han hecho cargo del bar situado en la Ermita de Herrera de los Navarros. A más de 1300 metros y con unas vistas desde las que se pueden observar las sierras ibéricas zaragozanas y turolenses, así como el valle del Ebro y los Pirineos, Alejandro y Antonio dan servicio de almuerzos, comidas y cenas en este lugar tan privilegiado que abre todos los días durante el verano, y todos los fines de semana entre San Jorge y septiembre.    

Este restaurante no es como los demás ya que para llegar a él hay que desplazarse fuera del pueblo. ¿Cómo surgió la idea de coger este negocio?

Hace dos años mi padre y yo nos planteamos solicitar a la cofradía la concesión del bar. Nos apetecía probar algo diferente, cambiar un poco de aires y siempre nos ha gustado. De esta manera decidimos lanzarnos a llevar el negocio, teníamos trabajo, pero no nuestro propio negocio. La concesión no tiene un tiempo de explotación determinado, sino que seremos nosotros los que decidamos cuando ha llegado el momento de dejarlo.

Además de la situación del bar en un paisaje idílico como es la Ermita de Herrera de los Navarros, ¿qué más ofrecéis para diferenciaros de los demás?

En nuestro establecimiento tenemos diferentes souvenirs relacionados con la Virgen que los clientes pueden comprar para ayudar tanto a la cofradía como a poder mantener la ermita.

Nosotros preparamos barbacoas y paellas por encargo, pero los clientes también pueden subir y prepararse su propia comida mientras disfrutan del paisaje. Es un tipo de negocio que no hay en el pueblo.

La verdad es que a pesar de no estar en el pueblo, el acceso es sencillo, la gente puede ir de múltiples formas, lo que nos facilita las cosas. Recibimos desde clientes moteros a gente que viene en coche, andando o en bicicleta.

La pandemia obligó al cierre y la limitación del aforo de muchos bares y restaurantes. ¿En qué os habéis visto afectados por la pandemia? ¿Creéis que habéis notado la crisis menos que otros negocios por el hecho de estar junto a un lugar turístico?

La verdad es que una situación tan grave como la que estamos viviendo siempre se nota, debido a que las restricciones nos han cerrado espacios y no todo funciona de la misma manera. Con respecto a otros bares, sé que también han sufrido esta situación, pero la verdad que no sé cómo han podido trabajar y hasta qué punto les han afectado las consecuencias de la pandemia.

Tras dos años ya con el negocio, ¿os habéis planteado algún proyecto de futuro?

La verdad es que no nos hemos planteado ningún tipo de cambio ni de proyecto de futuro por el momento. Desde luego que mientras la gente esté contenta y nosotros sigamos bien, pretendemos mantenernos así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window